P- Varón de 47 años.
Jefe de ventas de un importante departamento.

Acude a consulta con la siguiente sintomatología:

• Aumento de la frecuencia urinaria
• Dolor en el bajo abdomen
• Dolor en el ano
• Dolor al orinar
• Disminución en la fuerza del chorro de orina
• Dolor perineal o en el piso pélvico
• Dolor testicular ocasional.
• Dolor o ardor durante la micción

A nivel médico, parece que se trata de una *prostatitis no bacteriana y se le ha administrado antibióticos y medicamentos con el fin de relajar los músculos de la próstata.

* Prostatitis crónica no bacteriana y/o Prostatodinia es la más común y menos conocida.
Se calcula que es ocho veces más común que la prostatitis bacteriana. Suele ser crónica y dolorosa, y aparece en hombres de cualquier edad.
La Prostatodinia, es similar a la prostatitis no bacteriana en cuanto a los síntomas, la edad de los pacientes, y la poca efectividad de los tratamientos. Se cree que el estrés, la ansiedad y la depresión, juegan un papel importante como causa de las manifestaciones clínicas que presentan estas personas. Sin embargo, no aparecen pruebas objetivas de su existencia, tales como la presencia de glóbulos blancos en la orina.

Se le propone Tratamiento Craneosacral con la finalidad de:

.- Potenciar y favorecer la circulación de fluidos a lo largo de todos los espacios intersticiales del sistema nervioso central (SNC).

.- Liberar los tejidos fasciales que forman parte del SCS; los cuales pueden estar favoreciendo una disminución en la movilidad de uno o varios órganos y otras estructuras de vital importancia para el adecuado funcionamiento del sistema nervioso central (SNC).

.- Reducir el estrés.

.- Reducir la Simpaticotonía que presenta.

Utilizamos diversas técnicas craneosacrales a nivel biodinámico como:

.- Técnica del Seno Venoso.
.- Diafragma pélvico.
.- ATM y mandíbulas.
.- Articulación esfenobasilar.
.- Técnica del Still Point “CV4”
.- Técnica de Drenaje del Seno Esfenoidal.

Esperamos obtener:

Una respuesta “Parasimpatica” a nivel del SNC, que permita una reducción de la tensión interna que padece la persona.
Esta distensión esperamos favorezca la activación de los propios recursos antiinflamatorios de los que dispone nuestro organismo.

1ª Sesión.

Acude por indicación de su médico al no estar obteniendo respuesta con el uso de los antiinflamatorios y relajantes musculares.
Se encuentra con molestias desde hace cerca de 7 meses.

En esta sesión observamos una importante tensión muscular, un ritmo acelerado y una movimiento craneosacral debilitado.
El sistema esta agotado.

Se le comenta, al terminar, que puede darse una respuesta de agotamiento y molestias musculares a lo largo de unos días.

En esta sesión la persona ha podido dilatar las fascias y membranas musculares y descansar.

2ª Sesión. ( 1 semana después)

Ha estado 3 días, fatal, agotado y con dolores musculares. Lo comenta sorprendido ya que en el Tratamiento Craneosacral Biodinámico, la acción manipulativa más intensa que realizamos es casi una caricia.
Sin embargo han disminuido las veces que se ha despertado para ir a orinar por las noches, pudiendo haber descansado una noche completa sin levantarse.

En esta sesión, la persona ha dejado de hablar y se ha concentrado en sus sensaciones y en su descanso con lo que hemos ganado en profundidad.

3ª Sesión (15 días después).

En esta ocasión hubo un poco de cansancio, no hubo molestias musculares y si se ha notado como más activo pero sin “nervios”.
Ya no le duele el ano y sólo en alguna ocasión ha tenido molestias al orinar.
Sigue levantándose alguna noche a orinar pero mucho menos que antes.
La sensación de urgencia al orinar que resultaba ser una falsa señal (pues apenas orinaba) ha desaparecido.

Al comprobar que el dolor en ano y en la micción han disminuido le enseñamos como realizarse un masaje protástico y le recomendamos el uso de un antinflamatorio homeopático.

4ª,5ª,6ª y 7ª Sesión ( en intervalos de 15 días)

Sus síntomas han ido disminuyendo progresivamente. En su visita al Urólogo éste ha realizado una valoración positiva del proceso y ha constatado que la inflamación ha disminuido casi al completo.

Es importante el hecho de que la persona ha sido consciente de lo siguiente:

.- El masaje prostático que se le ha enseñado le ayuda a ganar mayor potencia de chorro al orinar.

.- Cuando ingiere alcohol, sobretodo alcoholes destilados (ginebra, wisky, ron…) suele tener ardor y el suelo pélvico le molesta, incluso en alguna ocasión ha tenido dolor en los testículos al eyacular si había bebido (1-2 cubatas).

Informados sobre sus hábitos alimenticios le aconsejamos el tomar una orientación dietética con la finalidad de reducir la alcalinidad de su alimentación habitual.

Parece ser que la persona ha sido capaz de reestablecer su equilibrio somático pues en el seguimiento que venimos realizando no han vuelto a reproducirse sus síntomas anteriores.

P- sigue acudiendo a consulta a razón de 1 sesión mensual con la finalidad de mantener unos niveles de estrés razonables para el oficio que realiza y también porque como él mismo dice, ” Esto me hace bien”.